lunes, 14 de septiembre de 2015

MESA ART- DECO CON NUEVO MOTIVO PARA EVITAR PONER EL FRUTERO.

    Estimados compatriotas, otra vez de regreso con nuevo material para ir desgranando el paso a paso de lo abandonado y desahuciado a lo rejuvenecido. Un lifting cosmético a los maderos, cual piel humana a partir de la cincuentena.

    En esta breve introducción y a lo rebelde y desde mi púlpito que es mi ordenador y la red, haré una reflexión que se observa perfectamente en esta pieza.

    Cuando nos dicen que los tomates que compramos fueron tratados con pesticidas, y abonados  sabe Dios con qué; a que la idea de meterlos en la panza, no nos " mola un huevo ". Si trasladamos este símil al mobiliario es que viene a ser lo mismo, solo se diferencia en que la mesa no la comemos.

    Los barnices modernos, no son más que productos contaminantes en menor o mayor medida, con composiciones y mezclas de sustancias nocivas en menor o mayor medida. Quizás pensemos que cuando nos entreguen el mueble muy bien barnizadito brillante con estos barnices modernos y que al posarse una mosca incluso esta resvale de lo fino que esta. Seguiremos pensando que estas substancias estarán inertes de por vida. No nos engañemos, cuando se incrementa la temperatura, sea la calefación o por el solete que pega fuerte,  las partículas microscópicas seguirán activándose, moviéndose y emitiendo gases  de por vida y nosotros los seres vivos las respiramos.

    Todo este rollo tonto viene a cuento, de que porque no debemos olvidarnos de los barnices tradicionales y sus diferentes mezclas, de lo artesano como los buenos tomates de huerta alimentados con mierda de la buena.
Los materiales de origen natural son buenos para la salud, envejecen con solera, fáciles de renovar, conservar y restaurar. Tan solo aportaré la puntilla, olvidémonos de ir contra la NATURA, no ganaremos la batalla, ella siempre nos comerá a nosotros.
 

                                                   *******************

                      



       La mesa fue restaurada previamente pero  a lo bestia, lijaron la tapa con lijadora de banda, con lo que se perdió toda la patina y con ello su historia.Se fueron esos pequeños golpecillos, arañaduras, hendiduras y las oxidaciones del barniz antiguo, que era de Goma laca. El resto como era trabajoso o los dineros eran pocos, ni la tocaron. Aplicaron un capallón de laca poliuretano, dos componentes a pistola y en el resto de la mesa, lo mismo pero tintada, lo oscuro tapa todo.

     Las partes mal encoladas de la tapa se abrieron por lo que fuera. En la parte inferior al barnizar con un producto de dos componentes que al secar aprieta o endurece, lo de abajo o cama de goma laca que había, más algo de cera vieja, lo que paso fué que lo de arriba no tenía firmeza sobre lo dieble de abajo. Veis el ejemplo en las fotos de las patas, el efecto de pelado.




Al intentar raspillar o decapar con productos químicos, me ha sido imposible. Tuve que recurrir a la pistola térmica. Haciendo pasadas de calor y la espátula.



PLÁSTICO MATADOR !!!!!!!





Tuve que extirpar tornillos que estéticamente quedaban fatal.
Reparé podredumbres y lo normal en estos casos.






Con la lanilla, pulí la superficie de madera, con la que se consigue no alisar demasiado. Eliminas con menos agresividad que con las lijas.



Tuve que rehacer los carriles por donde pasan los soportes de apoyo de las tapas .







La tapa de la mesa había que hacerle algo para que no fuese tan simple y que mejor que un motivo de marquetería. Diseñé el motivo de de las uvas. Si fuese ahora lo haría simétrico . Arce claro y Ébano.











Lo encolé con cola animal.



Tacos de presión  para aprisionar la marquetería.




Hice un útil para sujetar el formón para hacer el canal del filete o greca.








En esta foto aprecias el entintado hidro-alcohólico, previamente apomazada la superficie para evitar el repelo.
Como casi siempre trato de acabar los muebles Goma laca dada con muñeca, el tapaporos inicial lo toscando ( Piedra pomez, alcohol y gotas de Goma laca ), apretando con fuerza con la muñeca o tampón.
Dejo secar bien unos días y remato con unas capitas de cera con pátina cerezo antiguo.