lunes, 20 de agosto de 2012

MAQUILLAJE A LA ANTIGUA



   Estimados amigos, después de una temporadita, sin blogear, aquí estamos de nuevo,  a veces por ganas o por lo que sea, no hay deseos de teclear, pero el gusanillo pica y seguimos.

   En esta entrada, me introduzco por la tangente en el mundo de la pintura y policromía de muebles, algo que me apasiona, pero por poca demanda en mi zona, no hago muy a menudo.
Se entiende por mi parte pintura y policromia, como siempre a la antigua, capas de aparejo  ( yeso + cola de conejo ),bruñir el aparejo en húmedo con taco de corcho y lino, pinturas a la cerveza, al vinagre, veladuras con oleos; buscar las mezclas de pigmentos para dar con los colores que se llevaban a la moda antiguamente.
En consecuencia un trabajo de recuperación de tradiciones artesanas en mi sector del mueble, que me apasiona, pero a veces por culpa del entorno pobre que era este, en donde a penas existían muebles de calidad en las casas, ya que era una zona rural muy empobrecida y salvo en los pazos que podemos encontrar piezas bastante buenas, por que eran traídas de las capitales.

   Tienen suerte los restauradores ubicados en capitales que pueden manipular esas buenas piezas de época, destriparlas y estudiarlas.
Desde el punto de vista del estudio físico de la pieza, no hay nada como manipular y manosear las piezas, ahí es donde aprendemos de los artesanos de antes, como ellos hacían las cosas para que nosotros nos depuremos en las técnicas a usar e incluso mejorarlas.

La historia es que para mi habitación necesitaba una mesa de estudio, para sentirme un poco independiente de los niños, para poder realizar mis presupuestos o para leer cosas con tranquilidad y aislamiento.

No estaba sujeto a normas, ni de estilo, ni de nada, lo que encontrara y ya está.
Con un amigo mio, hice un trueque, una radio antigua, por la parte baja de un lavabo antiguo Alfonsino con tapa o sobre de mármol que me valía para el momento a modo de mesa.

   Estoy pasando por una etapa existencial que estoy rehuyendo el monocromatismo de las cosas, y se me va el interés más por el colorido. Con esta idea, defenestré el luto de la pieza y la pinté con estos colores basados en mezclas de pigmentos a la antigua, beige antiguo y esmeralda pálido ( apastelado ), con un toque ligero de desgastado y con una veladura de tierra sombra natural  en barniz mate, a modo de patinilla ligera y nada más, si fuese para un cliente, me pararía más en el efecto final, con el tema de los sobreados en zonas, veladuras y demás, pero para mi me vale así. Tuve suerte por que encontré unos tiradores antiguos de porcelana esmeralda y de ahí viene lo del juego del beige y esmeralda en la pieza.

                                            METODOLOGIA DE TRABAJO USADA:

   Mueble de lavabo estilo Alfonsino Siglo xix, de madera de castaño y patas torneadas de cerezo.
 Las patas estaban bastante maltratadas, ya que presentaba faltas de formas en los torneados. Se apreciaba podredumbre en las patas a nivel del suelo, por ataque de hongos, humedad y carcoma.
La caja o cuerpo completamente desencolada, la cola animal estaba enmohecida y podrida por efecto de la humedad del recinto en donde estaba durmiendo el sueño de los muertos el pobre lavabo..
Aplicación de fungicida y anticarcoma.
Eliminación de los barnices antiguos, restos de ceras,polvo,deposiciones de murciélagos, moscas y arácnidos.
Reencolado de la estructura con cola animal en caliente.
Rehíce las formas torneadas de las patas.

.

Aplicación mediante paletina de Gesso ( yeso + colas animales ) comercial a modo de imprimación de la pintura. Rehuyo de los aparejos sintécticos, ya trato que sea como antaño.

Aplicación de Gesso, creo que le dí unas tres capas, bruñiendo el Gesso cuando yo notaba que ya estaba a punto para ser bruñido con taco de corcho y retazo de tela de Lino.
Esta es una fase la cual, si se hace bien el trabajo de repaso y bruñido del Gesso, las capas de pintura quedaran a la vista más pulidas y lisas.

Fase en la cual empecé con las capas de pintura. Beige antiguo + verde esmeralda apastelado

Como era para mi, tan solo le apliqué una fase de castigo ( desgastado ) minima.



Fase de aplicación de veladuras con barniz al aceite mate + pigmentos.




                                              Observación de nivel de desgaste + veladuras.


                     Con la lápida a cuestas, no me importa, ya se !!!, mejor madera y pintada.



   Todo por culpa de los santos tiradores de porcelana. Ha sido un trabajo que me ha encandilado, por lo menos me ha sacado de la rutina de la monocromía y sinceramente creo que voy a explorar más el tema de la recuperación de las tècnicas antiguas de pintado de muebles.....






Publicar un comentario