lunes, 9 de abril de 2012

BIOMIMESIS MESA CON PATA ARBOREA





     Este ha sido un encargo de una clienta, que deseaba una mesa original, y para mi suerte me ha permitido parirla así y espero que le guste al final.
A veces las cosas estas que nacen involuntariamente del subconsciente, dan sus problemillas, porque debemos atenernos a unas normas de estructura y funcionalidad. Los diseños es bonito garabatearlos en un papel, pero en la realidad algunas veces todo cambia, o casi todo....
Pero bueno, para mi entender y dentro del estilo orgánico, me parece una pieza curiosa...




He aquí la inspiración, la biomimesis en si, este madero  de camelia, me dio la idea, derivar en dos palos y de ahí me compliqué más y pensando en la sujeción a la estructura derive a cuatro.
Dos sujetan por delante y dos por dentro.



Boceto y plantilla , a partir de la cual, recortaré las piezas.


Busqueda de la mejor situación de las patas, en este caso varié un poco su ubicación.



Encolado de los embones de madera de castaño.


Piezas recortadas, así parecían un bosque.



Tipo de ensamblaje usado para formar la estructura rectangular del cuerpo.


Puedo hacerlo mediante medios mecánicos, es decir con fresadora o tupí, pero a veces me gusta entrenar la mano con las sierras japonesas y usar técnicas artesanales de ebanistería, por si un día tal como va la crisis me cortan la luz eléctrica.......




Escuadría del cuerpo una vez encolado.



Replanteado de los vuelos de la tapa, mediante un trozo de tablero y forma tosca de las patas sin desbastar.




Desbastado de las patas, mediante varias herramientas, escofinas, raspillas, formones, jubias, lijas.






Detalle  en la pata, a semejanza de una zona de consistencia, anti-raja....



Redondeado de los bordes, odio las aristas y los picos, cortan la energía,  en la naturaleza no hay aristas ni picos. Siempre S curvas y redondeos.





Buscando estéticamente la mejor situación de las patas






Encolado y espigado de las patas. 



Remate de los espigos en madera de Bog.


Recortado de los excesos...





















Publicar un comentario