domingo, 5 de junio de 2011

ECCE HOMO





Obra acabada y policromada..






Un amigo sacerdote, curra parroco de Lousame, me encargó la reproducción de un ECCE HOMO para hacer un regalo a una familia muy querida por el, después de hablar y exigir libertad de creación, llegamos a esto.

La iglesia está de capa caída, y por tanto todo lo concerniente a trabajos de restauración y talla que están vinculados a los numerosos trabajos posibles que se prodrían   hacer,  debido al gran número de templos que hay. Pero, que no está de " capa caída " hoy en día, crisis, crisis, crisis y con ello decaimiento, perdida de valores, tanto religiosos como económicos. Los artesanos, personas no industrializadas, que seguimos en esa idealización del mucho trabajar, poco cobrar y aportar un gran trabajo exclusivo, con estos tiempos " tenebrosos " en donde lo que prima es no gastar, y lo malo vale la pena , las ideas cambian y la plasticidad ( dedicarse a otra cosa ) hace mella en nosotros, las arcas hay que llenarlas con algo, los impuestos deben ser pagados y los hijos hay que alimentarlos, y por tanto el romanticismo se va a tomar por culo ....!!!!, perdón.....!!!!. Como siempre digo, me encantan y soy " fan " de los politicos...

AMIGOS MIOS CORREN TIEMPOS MALOS Y GRASIENTOS...., es de sabios el conservar ciertos valores, es lo que demarca nuestra exclusividad y el patrimonio cultural que dejamos a los que vengan, que pena, que se pierdan todas esas sabidurias populares, y por contra impongamos el " todo a cien ", el IKEA, los productos chinos baratejos y por ignorancia despreciemos lo nuestro. Ante todo no soy racista, ni desprecio otras culturas, pero si formas de negocio.....

La talla fue realizada en madera de cedro de honduras, una para evitar posibles problemas con xilófagos, otra por la perduración en el tiempo y otra para aligerar peso. La copié de una estampita que mi amigo el clérigo me dio, no hice modelos de plástilina o barro previos, tan solo para solventar el problema del ritmo de la pieza, utilicé una figura móvil de estas que tienen los pintores o ilustradores.

El cedro es muy fácil de tallar, pero peligroso por que tan poco es muy resistente ante un leve golpe, y sobre todo cuando hablamos de los dedos de las manos, pero la policromía también aporta algo de dureza y consistencía.

La policromía consistió en varias manos de gesso puliendo entre capa y capa ( el cedro chupa mucho ), la última debe de quedar muy lisita para que el pan de oro se pueda estirar bien, y la pintura se vea lisita y aporte a la pieza uniformidad e incluso humanidad.
La policromía estuvo basada en capas de pintura al oleo con su respectivo secante, para mi es el método ideal , más que el acrílico, ya que el oleo al ser un aceite, permite hacer muchos efectos, veladuras e incluso las encarnaciones son más naturales. El pan de oro, fué con láminas falsas, sobre mixtión con base aceite. Para finalizar le dí unos efectillos con pigmentos y talco para aparentar alguna antiguedad y suciedad, es decir romper el efecto  " de ser nuevo "...
Publicar un comentario