jueves, 14 de octubre de 2010

INSPIRACIÓN KRENOVIANA 6 CONT.

Diseño del motivo a seguetear.





Seguetado.




los motivos sobre ebano.




Ideando la composición.




Composición y tirador de boj sin preparar, ni pegar.



   En esta fase del desarrollo del mueble, me estoy rompiendo un poco la cabeza en alegrarlo un poco, y opté por hacer una decoración a base de piezas incrustadas o bien llamado TARACEA ( TARSIA ).

   Hace tiempo un amigo me dio unas fichas antiguas de nacar y  creo que deberían de ser de jugar en el casino o algo similar, los números estaban tan gastados que ya no se veían. 
Hice unos dibujillos en un papel y me salió esa especie de hojita y ya está, decidí que ese sería el motivo para incrustar; también tenía un trozo de ebano finito de unos 3 mlm de grosor y la decoración ya estaba totalmente pensada, tanto en diseño como en materiales.

   Lo tuve difícil para seguetear el nacar por que,  los pelos de la segueta eran bastante finitos en dientes y me costó mucho trabajo y un lote de ellos que rompí, ahora tendré que perfeccionar a mano con una escofinita cada uno de los motivos, bueno son cosas del oficio.....!!!!!!!!!!!.

   También os muestro como van a ser los tiradores de los cajones y de las puertas, nada más y nada menos que los saqué por lonchas de un nudo marabilloso de boj, los puliré un poquito para que queden lo mas natural posible y no me recarguen demasiado la pieza...

DEFINICIÓN:

Nácar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Nácar iridiscente dentro de una concha de Nautilus
El nácar (o también llamado madreperla) es una sustancia orgánico-inorgánica, ya consolidada, dura, blanca, brillante y con reflejos irisados o iridiscentes. Forma la capa interna del caparazón de muchos moluscos, razón por la que diversas de estas especies lo segregan de manera considerable para reparar sus caparazones dañados o para cubrir determinados objetos dentro de ellos, mecanismo que es utilizado por los recolectores de perlas, para administrar a unos determinados moluscos piezas en el interior que saben cubrirán con el nácar, convirtiéndolos en perlas u otros objetos valiosos nacarados.
Las conchas que proporcionan el más hermoso nácar son las haliótidas, las nautilas, las pintadinas entre otras. El nácar se emplea en obras de marquetería, ebanistería fina, joyería y para adornar abanicos, botones, fichas, teléfonos celulares (en donde su utilización no es bien recibida por la sociedad en general), etc.







Publicar un comentario