jueves, 5 de agosto de 2010

EL APARADOR DE PINO FRANCÉS DE UN FRANCÉS


Restaurado




Restaurando


Perdida de boca llaves.


Suciedad.





Retaqueado moldura.



Enrasado borde cajón.

Enrasado del borde.

Enrasado hecho.

Tapado de juntas trasera.




   El aparador llegó al taller via Lyón ( Francia ) a Negreira ( España ), en un camión de mudanzas, y pertenece a un señor francés que se vino para vivir aquí. El estado del mueble estaba bastante bien, salvo que el interior estaba muy lleno de mugre, grasa,  grapas, chinchetas, etec. Tenía muchas abolladuras, rayazos, roturas, aberturas por expansión y desencole; también sufrió algunos golpes fuertes en la moldura de la base  ocasionandole perdida de material. La apariencia del acabado que era de cera, estaba completamente seco, mustio, deshidratado, es decir no le dierón una mano de cera en 100 años, y la mano que le dieron, fue aplicada a lo basto, con brocha y haciendo marcas de acumulación de cera, " formando carreteras de cera negra-marrón ". Para finalizar, solo conservaba medio bocallaves de hueso.

   El cliente quería restaurarla, conservando la  patina, que no cambiase en lo más mínimo su tono amelado ( color miel-ambar ).

   La restauración primero consistió en sacar las chinchetas, grapas, etec, desmonté todos los herrajes y el trozo de bocallave de hueso para replicar.
Limpié los interiores con un poco de agua amoniacada templada, con una esponja, brocha y un lanilla plástica, de esas que se usan para lijar. Después hice una mezcla de disolvente nitro y alcohol de 96 º, y apliqué la mezcla en las zonas donde limpié con agua, esto es para que el disolvente y alcohol, a ser tan volatiles, expulsaran la humedad hacia afuera de la madera.

  Una vez limpio de mugre, lo antipolillé en saco de plástico haciendo cámara durante 15 días, aplicando antipolilla con jeringa y por impregnación mediante brocha.

   Reparé las abolladuras que me parecieron, aplicando jota de agua templada, isopo de algodón y plancha.
Retaque los desconchones, reconstruí corredera de entrepaño, reparé la fenda de la tapa, mediante insertación de una mecha ( espijo ) redonda larga. Reparé y eliminé antiguas aplicaciones de masillas.
Reparé el desencole de las tablas de la trasera, pegando tiras de tela encoladas, por que si les inserto tiras de madera, estas se separarían otra vez por expansión y contracción de las tablas en si.

   El acabado consistió en remover un poco la cera antigua calentando con una pistola de aire caliente y lanilla de acero de 0000, para eliminar sobre todo los cercos " autopisticos " que se hicieron sin control en la antigua
aplicación de cera.
Como de cera quedaba bien, procedí a aplicar unas cuantas manos de goma laca lemón  de una concentración bastante espesa, un poco de polvo de tripoli y alcohol, para poder apelmazar más la cera y la goma laca, pero con la idea de cuantas más manos diera, la apariencia fuera sedosa. Dejé unos días de secado y después repasé con unas manos de goma laca de baja concentración. Repliqué los bocallaves y reparé una cerradura.THE END



Publicar un comentario