domingo, 5 de marzo de 2017

MESA RECICLADA CON ROSA DE LOS VIENTOS

RESTAURACIÓN DE UNA MESA DE SALITA.

    La mesa esta tenía una tapa de mármol muy feo, y además estaba barnizada con un barniz plásticoso rojizo; se puede apreciar algo de los restos en la segunda foto. La idea era cambiar por completo la imagen de la mesa y hacerle una tapa de madera maciza, por que las lineas curvadas eran bonitas y era una pena perderla.  La tapa también tenia que tener lineas curvadas y decidí incluir algo taraceado para enriquecer un poco la pieza.
El motivo de taracea fue una Rosa de los vientos, en trocitos de madera de Bog y Ébano.




    Tuve que raspillarla, por que el barnizado, era infernal de duro, ni el decapante podía hacerle mella. Ablandé con pistola térmica y raspillé.
Me dio bastante trabajo por el tema de las curvas, tuve que hacer unas raspillas especiales  a partir de trozos de metal de serrones  viejos. Lije todo bien, desde grano 100 hasta el 300 .



En esta parte ya estoy con el trabajo de la tapa maciza; encolé las tablas por cierto de madera  de Haya como el resto de la pieza.

Las uní con de galletas de madera y cola Titebond 2. Por cierto, una cola estupenda. tan solo da un problemilla, escurre bastante cuando la das.

Una vez seca las uniones, se cepilla y calibra en màquina, o se cepilla a mano para calibrar con garlopa a la antigua y después se enrasa y lija.




En esta parte marque el perfil de la pieza y el perfil de extensión de moldurado, para cortar, perfilar en la tupí y moldurar.




Comprobación de la forma de la tapa, conforme al mueble, después toca moldurar con la fresadora o en la tupi de mesa.




Perfilando con el bastren de mano las formas curvadas, se puede apreciar que dejé las galletas de uníon para aportar sensación de que la tapa es artesanal.


Moldurado listo y ahora toca lijar los perfiles.




 En esta parte empieza el proceso de taracear algo muy sencillo y que no fuese nada rebuscado.
Tan solo una rosa de los vientos o algo parecido. La taracea no es marquetería, en la marquetería las chapillas son finas, menos de 1mlm - hoy en día, antiguamente eran más gruesas -, pero en la taracea, son trozos de madera gordos para embutir. La taracea es la madre de la marquetería, todo empezó hace mucho por ahí.





Pequeño video muy simple en donde explico como hice esta taracea o tarsia, con unas herramientas básicas.



Una vez hecha la taracea, la encolé y la presioné con pesos, para que se encolara bien.






La tapa la sujeté al cuadro haciendo unas cajas o rebajes con la fresadora de mano y una fresa especial. Hice unos tacos con un rebaje en lengüeta y los introduje en las ranuras, esto hace que la tapa aumente y mengue con los cambios de temperatura y no raje. Esta manera de sujeción hace que la tapa flote en seco sobre el bastidor.



Mesa reconstruida y lista para dar tintes y barnizar a goma laca.







El proceso de acabados es el siguiente:

Levantar repelo con agua caliente y matarlo con lija muy fina.
Tinte de agua hidro-alcohólico.
Falso toscado, esta vez con tapaporos nitro.
Manos de goma laca.
Fase de coloreado - sombreado falso patinado, con patinador industrial, también se podría hacer con oleo de artista.
Manos de goma laca.
Secado bastantes días.
Aplicación de 2 manos de cera patinadora en intervalos de 24 h.

The end.






domingo, 19 de febrero de 2017

DOS EN UNA Y AL RESCATE DEL PASADO.

 
RESTAURACIÓN Y REPRODUCCIÓN DE MUEBLES DEL AYER.

    Estas piezas de antes, tienen su esencia, nos trasmiten recuerdos del ayer, de nuestros abuelos y padres; como en este caso, un costurero de madera de peral y pino. También un velador de salita, en donde nos podemos imaginar hace más de un siglo a las señoras cosiendo y tomando unas pastitas con café, o emporrando alguna copita de Anis del Mono, vete tu a saber !!.

 Una de las piezas estaba tan mal por el ataque de insectos xilofagos, que no quedó mas remedio que hacer una copia. La otra, también muy atacada por los bichejos, tan solo tuve que rehacer una talla, consolidar la madera y pequeños arreglillos aquí y allá.
Como siempre - maquillaje de la señorita pepis -, la goma laca y cera con patina como acabados supremos.

                                                             Un saludo a todos !!!






En esta réplica utilice la madera de arce como material, ante el peral y pino. Tenía unos restos en el taller con un veteado bonito y además con cierto manchado por el hongo del azulillo, cosa que me importo porque me servia también como efecto de envejecimiento para el aspecto final de la pieza, maridándose muy bien con el patinado final  formado por pequeños golpecillos, arañazos, tintados y destintados, goma laca con color y cera con patina.
En los videos - cutrillas  - que os pongo abajo, ya veis la manera de hacer que lleve a cabo.
Eso si, siempre desde el 100 % hecho a mano.




Creando capas de Goma laca.
















viernes, 27 de enero de 2017

MESA ESCRITORIO DEL 1800 Y ALGO.


Por primera vez la vi en una casa abandonada; colgada de una viga y lloviendo por ella, ya que en el tejado había un goterón enorme. La condenada me quedó grabada en la memoria y años mas tarde esa casa fue vendida y un amigo mio heredo la mesa escritorio y otras pertenencias mas.
El amigo, quiso restaurarla y  aquí que estamos a ello.

     La fechamos en el 1800 y algo, por que no tenemos otras referencias salvo la época de la casa y los dueños.
    Madera de Castaño macizo, de lineas muy bonitas y equilibradas. Patas torneadas y finas. Cajones ensamblados con colas de milano.  Presentaba un aspecto muy malo; colores grisáceos por efecto de la humedad y los taninos del Castaño. La tapa estaba fendida, podredumbre y algunos xilófagos. Injertos de madera por aquí y por allá y otros trabajillos varios. Es curioso que las molduras de los cajones eran de cerezo, tintados en tinte negro, emulando a la madera de Ébano. Esto se hacia también con Peral o Nogal, por que no tienen vetas sumamente marcadas, ya que el Ébano es negro y liso a diferencia del Ébano Macasar, que si tiene vetas negro-ocre-pardas.




Cola animal para encolar la lengüeta de madera para unir las dos piezas de la tapa.
Dejamos secar, enrasamos con cepillo de testas y listo.


Reparando los cajones y como veis las molduras son de Cerezo.


Perfil del torneado.


Una de las bocallaves parece que llevó un tiro; o posiblemente era el cajón más usado e incluso para ser más mal pensado, era donde se guardaban los dineros.
Conservé esos pequeños golpes a modo de patina.



Molduras frontales de los cajones, restaurados y ebonizados.




Acabado a Goma laca dada a muñeca y tapaporos con piedra Pomez y alcohol.


Curiosa la moldura de los remates superiores de la tapa.


Aquí ya veis la mesa escritorio acabada. Los remates son de quita y pon en seco. Los dejé aquí sin colocar por el tema de transporte.



Unas manos finales de cera semidura con color para patinar dadas también a muñeca y LISTO !!!