domingo, 3 de agosto de 2014

AMEN, PATER !

Si no es por el sacerdote, el pueblo se lo carga, por uno de IKEA. Bendito sea el cura.

Este era el estado inicial del mueble de sancristía de una iglesia de cuyo nombre me acordaré siempre porque el condenado me dió su trabajito.
Os comentaré las fases mañana, pero anticipo las fotos del step by step.