domingo, 24 de abril de 2016

ARMARIO SIGLO XIX - CASTAÑO DEL BUENO





    Esta ha sido una restauración light de un armario tremendo en tamaño, Lastima de que he traspapelado algunas fotos del proceso de restauración inicial; pero por suerte he conservado algunas y las más importantes en las que se ve acabado.

    Llegó al taller en condiciones bastantes malas; fendas en los entrepaños laterales, molduras de la cornisa con lagunas, roturas y demás problemas.
 Faltaban dos patas torneadas talladas y las puertas fueron recolocadas en el pasado al revés y manipularón erroneamente los quicios de apertura.

    Uno de los torneados a modo de columna tuve que hacerlo completamente nuevo ya que el original estaba arrasada por la carcoma.

    Los acabados a goma laca originales, fueron superpuestos con capas y capas de barniz oleoso con tinte y la madera ni se apreciaba, todo era color marrón plásticoso.

    El proceso o fases de trabajo fueron como siempre, recomponer y rehacer piezas, eliminar aquello que no pertenecía a la pieza original, pero sin pasarse en eliminar lo que da caracter a la pieza como son pequeñas abolladuras y manchas mínimas debido a decoloraciones de la madera; lo que llamamos en el argot nuestro PATINA ( su paso por la vida , su uso...). Más adelante en el proceso de barnizado a muñeca aún tuve que falsear más el asunto, añadiendo más sombreados con glaseadores para que la pieza se viese más integrada en su epoca de nacimiento y no se viese muy rejuvenecido.

    Después del reposición de piezas, sometí la pieza a un proceso de desinsectación de la carcoma y otros bichejos de la madera; esto un mes casi.
Una vez hecho esto pasé a la fase de barnizado a goma laca desencerada lemón, aplicada a muñequilla y tapando previamente el poro con tosca ( piedra pomez fina ).
Mano tras mano y días de intervalo fui creando cuerpo de acabado. Apliqué un glaseador artesanal (tierra sombra tostada ) hecho con pintura de oleo y gotas de secativo y con esto creamos el efecto de sombreado o patina  en aquellos sitios donde el tiempo oscurece más la madera, esto creo un efecto de profundidad en el mueble y realza zonas. Más días de secado, unas manillas finas de goma laca más rebajada en alcohol y más días de secado. Finalicé con dos manos de cera con patina cerezo antiguo de anticuario. Coloqué espejos, limpié y barnicé tiradores y lo bendije. Amigo te he dejado hecho un pincel !!.









  





Recomponiedo piezas y estructuras. 







Barnizando a goma laca











jueves, 7 de abril de 2016

BUTACONA CURVISINUOSA REVITALIZADA


A la de la derecha después de que la quemaran a lo bonzo, se quedó langida y chamuscadita.

   La pobre y su parejita estuvieron un tiempecito en la duda de que a la gemela le dieran el paseillo.
Siempre hay una alma caritativa y la rescataron del letargo mortecino  y posible quemazón total en la cocina de leña, para cocinar algun caldito o asado. Casi toda ella, bonita y sinuosa de madera de Caoba de la buena. Me aportó su espiritu en forma de mitad y con esa mitad rehice la otra mitad.
Esa otra mitad, más su hermanita me sirvieron de guia para volver a tallar y modelar los perfiles.

   No os creais que es moco de pavo; trabajo arduo y cansino, un deliz en las medidas a ojo del presente y la chafamos. Como herramientas jubias y escofinas acompañadas de cinta métrica de costurero y compás de carpintero. Ya que hablamos de compás, también al compás de buena música celta, THE DUBLINERS, os lo recomiendo.






















domingo, 27 de marzo de 2016

LE GRAMOLIEN


Este ha sido un trabajo en donde lo he pasado chupi piruli !, en las fotos de abajo ya veis el estado lamentable del mueble original. Entre la carcoma y las termitas, se dieron un buen festín.
No había por donde coger nada, completamente arrasado. Gracias a esto el cliente, se decidió por hacer una copia integral de la pieza y además la restauración de los mecanismos para que la gramola funcionase. He aquí el paso a paso de las fases de trabajo, algunas de las fotos de restauración de la maquinaria  las borré por equivocación y no las puedo enseñar.
Las maderas utilizadas fueron castaño en la estructura, cerezo y nogal para las partes vistosas.


 Un completo estado de ruina; y por encima la parte baja tan solo tenia un trozo. Casi tuve que adivinar las medidas. Ya que hablo de medidas; las he tenido que sacar con mucho cuidado, por que hay que tener en cuenta que todos los mecanismos y la trompeta van colocados en los tableros de soporte a milímetro.








Empezamos con un esqueleto.
En estas fotos de abajo, veis que tuve que reproducir las molduras talladas.





Con un trozo de aluminio fino hice una plantilla de marcaje de las hojas para tallar.









El mueble hecho y lijado, faltan los tintes.


Barnizado a muñeca, patina cerezo antiguo y acabé con unas manillas de cera de anticuario.









Se puede apreciar el cromado y arreglo de metales.

















Las patinas hacen maravillas, se consiguen esos sombreados y efectos de antigüedad.










Listo para tocar y ya suena.

Mañana incluiré un podcast.